LogoTurismo002  Logo-Directorio  Ventana-Politica

El Cuarteto De Cuerda Calder, Con Sede En Los Ángeles, Se Estrena En San Miguel de Allende

Escrito por Dulce Pirul el Published on . Publicado en Pagina de Inicio

El Cuarteto De Cuerda Calder, Con Sede En Los Ángeles, Se Estrena En San Miguel

San Miguel de Allende,  Agosto 14, 2014. Durante años, el mundo altanero de la música clásica ha mostrado algo de esnobismo hacia los conjuntos de cámara con sede en Los Angeles, la autodenominada "Capital del Entretenimiento Mundial." The Hollywood Quartet, formado en 1939, enfrentó el escarnio de los conocedores - hasta que su fina musicalidad silenció a los escépticos. El Calder Quartet, con sede en Los Ángeles, que este mes está haciendo su debut en San Miguel, ha sido favorecido con reseñas fabulosas ("excelente" - New York Times, "uno de los grandes cuartetos de cuerda jóvenes de América" - Boston Globe), sin embargo, de igual manera, el Calder se ha topado con el mismo sesgo. "Oh, claro", dijo el violista del Calder Jonathan Moerschel, en una entrevista reciente. "A pesar de tener la Filarmónica de Los Angeles, a pesar de que Los Ángeles se ha convertido en una fuerza en la música y la cultura, Nueva York todavía tiene la larga tradición" en la música de concierto. "Así que ha sido un golpe contra nosotros. Pero", añade,"nada habla mejor que la intepretación y la música."

Además, existen indudables ventajas al ser uno de los pocos cuartetos de cuerda de clase mundial en la ciudad de Los Ángeles. El Calder ha disfrutado de una especie de existencia dual - es posible encontrarles una tarde tocando un cuarteto tardío de Beethoven en el Kennedy Center, y en otra noche como apoyo musical de un rockero punk en Le Poisson Rouge. Se les puede escuchar intepretando el tema musical de la serie de televisión Los Demonios de DaVinci. Debido a que el Calder ha tocado con grandes nombres de grupos de rock indie, como The Airborne Toxic Event , y con los ganadores de un Grammy, Vampire Weekend, el cuarteto ha figurado de manera prominente en el Late Show con David Letterman, The Tonight Show con Jay Leno, yLate Night con Jimmy Kimmel - publicidad prácticamente inaudita para un conjunto de música de cámara.

Nada de esto importaría si el Calder fue un cuarteto común y corriente, pero sus conciertos y grabaciones de algunas de las piezas de repertorio más desafiantes - de Beethoven a Bartók - han llevado a los críticos a clasificarles junto a los mejores conjuntos de cuerdas de su generación. El Calder dará dos conciertos en el Teatro Ángela Peralta, el viernes 15 de agosto a las 7:00 pm, y el sábado, 16 de agosto a las 7:00 pm, como parte de la 36ª edición del Festival Internacional de Música de San Miguel. El conjunto tocará obras de Beethoven, Schubert y Janáček, junto con música más contemporánea de Anton Webern (1883-1945), Thomas Adès (nacido en 1971), y Don Davis (nacido en 1957). El trabajo de Davis, Vexed, encargado por el Calder en 2012, es una pieza de gran desafío que sería la ruina de un conjunto menor. Exige cuartos de tono, y armónicos uper-altos hasta en la zona del sonido de un de silbato para perros - "lejos del final del diapasón," dice Moerschel. "Nunca había tocado nada tan alto."

El Calder, que toma su nombre del escultor cinético americano Alexander Calder, tiene un sonido muy propio, quizás consecuencia de la forma estrechamente unida en que se desarrolló. En 1998, Moerschel y el segundo violinista Andrew Bulbrook, antiguos amigos de la infancia, se unieron en la USC Thornton School of Music con el primer violinista Benjamin Jacobson y el violonchelista Eric Byers, y los cuatro músicos han tocado juntos desde entonces. "Todavía estábamos estudiando nuestros instrumentos," Moerschel recuerda. "Todos estábamos alrededor de la misma edad, y nadie estaba criando una familia en el momento, así que no había presión para hacer nada más que centrarnos en nuestro interés compartido en el cuarteto." El conjunto pronto se encontró estudiando en Berlín, en sesiones maratónicas con el reconocido profesor de música de cámara Eberhard Feltz, quien hablaba y en ocasiones gritaba a los jóvenes intérpretes en alemán, y después esperaba a un traductor para transmitir sus instrucciones en inglés. La influencia europea se puede ver hoy en la disposición de los asientos de la Calder: el violista se sienta dentro del semicírculo, y el violonchelista en el extremo, la configuración inversa de la mayoría de los cuartetos de cuerda americanos. "Ha tenido un gran efecto en nuestro sonido", dice Moerschel.

Consultado sobre si la experiencia de tocar fuera de la zona de confort de la mayoría de los cuartetos de cuerdas también ha tenido un efecto en el sonido del grupo - además de tocar con bandas de rock, el repertorio del Calder incluye una obra compuesta para cuarteto de cuerdas y robot - Moerschel dijo: "No, en realidad no. Pero eso nos impide tomarnos demasiado en serio a nosotros mismos".

  • Banner-Hoteles-2