LogoTurismo002  Logo-Directorio  Ventana-Politica

Estar atentos a amenazas reduce engaños informáticos

Hoy es muy fácil ser víctima de engaños por Internet y uno de los métodos más empleados para esos ataques es la ingeniería social o manipulación psicológica y persuasión, para que voluntariamente los usuarios brinden información o realicen algún acto que ponga a su propio sistema en riesgo.

De acuerdo con el Laboratorio de Investigación de ESET Latinoamérica, es a través del correo electrónico donde se desarrollan campañas sobre falsas multas de tránsito o supuestas emergencias ambientales, así como engaños que utilizan el nombre de empresas para robar información.

Refiere que redes sociales como Facebook es uno de los medios preferidos para propagar amenazas, y las aplicaciones móviles, donde cada vez es más común encontrar acciones que utilizan estos vehículos para engañar a los usuarios, y WhatsApp es una de las principales.

Este tipo de campañas maliciosas tiene como propósito buscar suscribir al usuario a servicios por los que va a tener que pagar, instalar algún tipo de código malicioso o directamente robar contraseñas de acceso o información financiera.

Por ello el Laboratorio ESET explica tres aspectos que se deben tomar en cuenta para reconocer este tipo de engaños, ya sea a través de mensajes de texto, correo electrónico o páginas web.

Es importante recordar que los ciberdelincuentes se aprovechan de noticias asombrosas, temas actuales o contenidos atractivos para generar confianza en el usuario, pues de esta manera entre más increíble sea, más posibilidades hay de caer en el engaño.

Subraya que ninguna entidad financiera o institución comercial va a pedir a través de un correo electrónico la actualización completa de datos, incluidos los de tarjeta de crédito, y ante la duda sugiere realizar una llamada al teléfono que aparece en la misma.

Además hay que tomar en cuenta que cualquier mensaje de texto recibido de un remitente desconocido anunciando un gran premio para el cual nunca se postuló, es altamente probable que se trate de un engaño.

Asimismo recomienda no abrir enlaces que se encuentran durante la navegación, debido a que pueden contener información sospechosa, independiente del medio por el cual sea recibido.