LogoTurismo002  Logo-Directorio  Ventana-Politica

Cuando se ha elegido China como destino de viaje, es porque se siente en la disposición de recibir constantes sorpresas 

¿Alguna vez se ha prometido tomarle una fotografía desde muy cerca al Palacio de Potala, antiguo sitio de residencia de los Dalai Lama? ¿Ha imaginado que navega en un crucero por el río Yangtsé, el tercero más largo del mundo? ¿Ha despertado de un sueño en el que se vio recorriendo la Gran Muralla, construida y reconstruida durante más de mil años?

Más que ser un sueño hecho realidad, un viaje a China puede engrandecer su vida para siempre, no sólo por el contraste cultural con el que se encontrará a su llegada, sino por el hecho de ser parte de una de las tradiciones más intrigantes entre majestuosos templos e imponentes rascacielos.

Su visita a China le brindará un panorama totalmente distinto a cualquier historia que le hayan platicado, a cualquier fotografía que haya visto en una revista de viajes o a cualquier sueño que haya añorado.

Si usted es un viajero ávido de novedades poco convencionales, si su mente está abierta a encontrarse con una interesante mezcla de innovación tecnológica, religión y tradiciones culturales, si disfruta del lujo y al mismo tiempo valora la unión del pasado con el presente y el futuro, China es para usted, sobre todo si deja la organización de hasta el último detalle de su viaje en manos de expertos como Amparo Servicios Turísticos.

Cuando ha elegido China como destino de viaje, es porque se siente en la disposición de recibir constantes sorpresas, porque en su itinerario seguramente se encuentran Beijing, Hong Kong y Shanghai como prioridades.

Las grandes

Beijing, la capital y centro político de China, es una de las ciudades más complejas del mundo gracias a que ha sabido compaginar sus tradiciones más antiguas con los avances tecnológicos. Es una probadita de China, de sus tradiciones, sabores, colores, sonidos y costumbres. Beijing contagia su magia de contrastes y es la mejor manera de empezar a enamorarse de China.

Dos destinos imperdibles en su viaje a China son Hong Kong y Shanghai, ciudades de alto nivel en constante y acelerado crecimiento.

Uno de los principales centros financieros y culturales del mundo es Hong Kong, la perfecta mezcla entre el mundo Occidental y Oriental, antigua aldea de pescadores al sur de China a la que se recomienda llegar en ferry para atesorar la experiencia de llegar al muelle y enriquecerla con la vista de Hong Kong desde el Pico Victoria, la montaña más alta de este destino, desde donde se aprecia toda la bahía y la Península de Kowloon.

Por su parte, Shanghai es la metrópolis más poblada del país, es una probadita de la cultura y tradición de todo el país, una mezcla de vestigios históricos y modernidad. En tu itinerario no debe faltar la visita a los Jardines Yuyuán o Jardínes Yu, ideales para caminar por sus dos hectáreas entre muros coronados con el cuerpo del dragón, apreciando los tradicionales pabellones y los preciosos estanques. No deje de visitar la casa de té de Huxinting, subir a la Torre Jinmao de 88 pisos y visitar el Museo de Shanghai y el Shanghai World Financial Center, tercer edificio más alto del mundo, con 101 pisos.

Xi’an, tierra de guerreros

Xi’an es el destino ideal para los apasionados de la historia en Oriente, este es el sitio en donde los soldados de Terracota custodiaban el cuerpo del emperador Qin. Xi’an, el sitio que sirvió como capital de 12 dinastías durante mil 100 años, el lugar donde empieza la “Ruta de la Seda” y el barrio musulmán, la Pagoda de la Pequeña Oca Salvaje, la Gran Mezquita y la Muralla de la ciudad.

Yunnan, la base del Himalaya

Ubicada en el montañoso suroeste de China, Yunnan es una opción para explorar milenios de naturaleza, historia y cultura. Debe darse tiempo para conocer Kumming, su capital, en donde se encuentra el bello Bosque de Piedra. Tome también camino al Noroeste para visitar Lijiang, una ciudad que tiene una historia de más de 800 años y es famosa por su ordenado sistema de canales y puentes, destacan en este destino dos pueblos de la etnia naxi: Baisha y Longquan; el Parque de la Piscina del Dragón Negro y el Museo Dongba.

¿Por qué visitar China?

- Su historia data de 5 mil años de antigüedad, lo que hace a China una de las civilizaciones más antiguas y más sorprendentes de la historia de la humanidad.

- Es un destino imponente por la grandeza en sus monumentos antiguos, tumbas y palacios imperiales.

- Es exótico con magníficos lugares para comprar, exquisitos hoteles, lujosos spas y elegantes restaurantes.

- Desde los días del Imperio Romano, fue el hogar de la seda, especies y porcelana que no se podían encontrar en ningún otro lugar.

No dejes de visitar

- La Muralla China, una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno, con 6 mil 350 kilómetros de longitud, única estructura realizada por el hombre que puede verse desde el espacio exterior.

- El Templo del Cielo, construido en 1420.

- El Palacio Imperial, conocido también como La Ciudad Prohibida, tiene 550 años de antigüedad, una de las demostraciones más puras de la arquitectura china.

- El Palacio de Verano de la Dinastía Ping.

- Las tumbas de Ming, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, divididas en edificios destinados para los sacrificios, la torre de estelas funerarias y el sepulcro, realizado bajo tierra, sellado bajo la tierra después del funeral.

- El Parque Olímpico, construido para los Juegos Olímpicos de 2008.

- Hong Kong y Shanghai, el nuevo rostro de China.

 

Fotos y texto: cortesía de www.amparo.com.mx

 

15-07-06-Un viaje a China buena opción  

  • 13-05-06-banner